Ahora lo entiendo

Emma tenía una gran duda: si nunca había estado en la tripa de su mamá, entonces, ¿de dónde venía ella? Así empieza su aventura por descubrir el inquietante misterio, hasta que encuentra la respuesta más lógica que podía encontrar. Al menos, eso pensaba ella.

Las explicaciones que le había ofrecido su madre le resultaban un poco extrañas. Así que no le quedó más remedio que crearse su propia historia ¿Hasta dónde llegará la imaginación de Emma? ¿Tendrá finalmente una explicación lógica a sus dudas? Un cuento para hablar de la importancia de la comunicación adecuada con los niños.

Ir al contenido